Colombia ¿Un País sin Timonel?

Por Andrés Felipe Cubillos

Colombia en el último tiempo, más exactamente desde el primer gobierno de Álvaro Uribe (2002-2006), viene presentando complicaciones en varios asuntos como en educación, salud, empleo, economía y otros factores. Sin embargo, hasta el 21 de noviembre de 2019 se realizó un paro nacional para que diversos sectores de diferentes ciudades salieran a manifestarse y hacerse escuchar ante un constante rechazo de gobierno. A lo largo del año en curso se venían presentando marchas, pero estas eran mucho más específicas, podrían ser de salud, sobre la violencia de género y la educación; no obstante, en esta manifestación se logró juntar todos los problemas que acontece el país y manifestar todos por una misma causa: un cambio radical del país. Esto sumándose a los encuentros semejantes realizados en Puerto Rico, Hong Kong, Chile, Bolivia y Ecuador, con el fin de que el gobierno de cada país realice alguna modificación en su programa o estrategia y, en un caso más extremo, que deje el cargo. 

¿Pero por qué los colombianos salieron a marchar? Los líderes del paro anunciaron 13 puntos como: retirar el proyecto de reforma tributaria y pensional, derogar el ‘holding’ financiero, disolver el ESMAD, los acuerdos de paz en La Habana, tramitar los acuerdos de proyecto de ley de la consulta anticorrupción y entre otros factores que vienen creando una desconformidad en el país. Es realmente importante que las personas alcen su voz y demuestren ante el mundo que el Presidente de la República, Iván Duque, no viene realizando un buen mandato. No ocurría algo parecido desde 13 de septiembre de 1977 cuando las personas demostraron su malestar ante el gobierno, en aquella ocasión fue a Alfonso López Michelsen, que después de terminar el Frente Nacional se pensaba que la nación iba a entrar en una zona más de calma, pero no fue así, hubo crisis económica y los ciudadanos decidieron salir a marchar. De hecho, fue la última vez que se realizó un toque de queda total, hasta lo ocurrido recientemente el 22 de noviembre.

Por otro lado, no parece que el presidente Duque esté mostrando un interés para solucionar cada uno de los puntos en el que existe una desconformidad. La alcaldesa electa de Bogotá, Claudia López, afirmó el mandatario colombiano está empleando un plan de gobierno desde la fecha hasta mediados de marzo del próximo año, algo que generó mucha más intensidad en las marchas. Se cumple una semana de marchas en el país, sobre todo en Bogotá y en menor magnitud en otras regiones, y no se ve un cambio, pareciera que la nación no tuviera un timonel, un capitán, alguien que realmente quiera gobernar para los casi 50 millones de habitantes y no sólo para un sector o para su bien personal. El presidente Duque ganó las elecciones por: 7.616.857 votos en primera vuelta y 10.398.689 cuando se enfrentó al otro candidato Gustavo Petro; no obstante, se puede plantear la hipótesis de cuántos de esos votantes lo volverían a hacer si las elecciones fueran mañana. El presidente se reunió esta semana con el fin de terminar con las manifestaciones y volver a la normalidad, pero en el encuentro no hubo un diálogo cercano y es lo que muchos sectores del país necesitan, reuniones privadas, extensas y con ánimo de cambio es lo que merece esta nación y no congregarse en un recinto cerrado durante unas pocas horas y con 20 personas adentro. El timonel debe encarrilar el rumbo del barco, pero el pelotón debe estar adentro del navío y no dejarlos a la orilla a que resuelvan sus conflictos por su cuenta. 

En las marchas no todo es color de rosa, se han presentado conflictos entre el ESMAD y algunos manifestantes en donde quedan heridos algunos civiles y policías. Como es el caso de Dilan Cruz, un joven de 18 años que fue herido con un gas lacrimógeno que se incrustó en el cerebro y, posteriormente, murió en el Hospital San Ignacio, y también el policía que perdió un ojo por un golpe con un ladrillo en el centro de la capital. Es algo que está afectando al pueblo, pero los ciudadanos deben unirse para que se pueda encontrar un cambio. Yo no entiendo la pleitesía que muchas veces los ciudadanos tienen con el gobierno, al elegirlos como nuestros mandatarios se convierten en empleados del Estado, es decir, en empleados de cada uno de los habitantes del país o ciudad y por eso es bueno que constantemente se realicen veedurías para evitar que se llegue después al extremo de marchar y como dirían algunos: armar caos sin razón, teniendo una conciencia individualista y no colectiva para un bien común. Por otro lado, el gobierno como última medida, decidió hacer algún tipo de estrategia para sembrar miedo en la población, pero unas horas después la ciudadanía entró en razón y analizó para al día siguiente salir con más fuerza a marchar y protestar por medio del ‘cacelorazo’ algo nunca antes visto en nuestro país.

El papel de los medios de comunicación ha sido bastante importante, el caso de Citytv que ha informado de manera objetiva y ha estado de lado de las marchas y muchas veces teniendo que aguantar los gases y disturbios para poder informar a la comunidad, mientras que otros medios como Caracol y RCN sólo muestran cuando ingresan vándalos a la manifestación y se enfrenta a los policías. Ahí se demuestra que dentro de los medios existe un interés dentro del mismo gobierno para mostrar sólo lo que esté en contra del “Estado” y no apoyar de alguna manera la causa de los ciudadanos.

Las opiniones de cada una de las publicaciones de sinmordaza.com.co son responsabilidad de cada uno de los autores y en ningún momento representan la posición oficial de la revista. Aquí son bienvenidas todas las ideas, todas las opiniones, todos los matices, todos los conceptos, publica tu artículo aquí.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *