El clarinetista caleño que tocará en los Alpes

Por: Diego Medina

Conocido en su barrio por su música, Carlos Andrés Reyes nunca tuvo instrumento propio hasta que la Gobernación lo apoyó con uno.

Ser clarinetista sin clarinete. Esa era la irónica realidad de Carlos Andrés Reyes, talentoso músico del barrio San Marino de Cali. Al muchacho, amigos y vecinos, lo conocían por las melodías que alcanzaba y que los ponían a reír y bailar durante domingos, festivos y ocasiones especiales. Verlo era entonces sinónimo de alegría y ahora, por la ayuda de la Gobernación del Valle, hay razones para sentirse feliz por él. Además de obtener una beca para representar al país en el exterior, Carlos podrá hacerlo con un instrumento propio. Se acabaron los préstamos.

A oídos de Dilian Francisca Toro, gobernadora del departamento, llegó la historia de esfuerzo y dedicación de Carlos que logró ingresar a la World Youth Orchestra Project (Proyecto de la Orquesta Juvenil de Viento) que tendrá lugar este mes en las montañas de Austria. Más precisamente en la ciudad Schladming. Allí, entre centros de esquí, se reunirá con jóvenes de diferentes nacionalidades para recibir guía y orientación de directores, compositores y solistas de renombre internacional.

Hay que felicitarlo porque es el único colombiano que nos va a representar en Austria en el encuentro de estudiantes de todo el mundo, y el único de Colombia que fue escogido para representarnos” expresó, con evidente emoción, Toro.

Por esto, y entendiendo el valor que tiene el desarrollo de las artes para el progreso social, la gobernadora entregó, en nombre del Valle del Cauca, un clarinete a Carlos para que no tenga más restricciones al momento de perseguir su pasión. Él no pudo ocultar su alegría.

Emocionado y muy contento, la verdad es que me arregló mucho la vida musical y espero alcanzar bastantes cosas y logros, no tengo palabras para agradecer esto tan bonito que ha hecho”, aseguró el clarinetista, al momento de recibir el instrumento.

Tan pronto lo tuvo entre manos, mientras sonreía enérgicamente, decidió tocarlo al frente de quienes paseaban por el bulevar del río. Después de estrenarlo, explicó que el instrumento recibido es uno de los mejores en su tipo.

“Es hecho en madera, de 17 llaves, es decir, de los más finos que tiene la firma Yamaha, la verdad es que es un regalo grande porque la calidad del instrumento es muy buena” dijo.

Fuente: Las2Orillas

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *