La violencia desmedida del escuadrón móvil antidisturbios. (E.S.M.A.D.)

Por Angelo Aponte Benavides

Creado el 24 de febrero de 1999 en el gobierno del entonces presidente Andres Pastrana. Su función principal es controlar los disturbios, las manifestaciones públicas y mantener seguridad y orden para los ciudadanos. Actualmente está presente en diecinueve ciudades del país, tres escuadrones en Bogotá, dos en Medellín y uno en cada una de las ciudades de Cali, Bucaramanga, Barranquilla, Pereira, Pasto, Popayán, Valledupar, Cartagena, Neiva, Yopal, Riohacha, Manizales, Cúcuta, Barrancabermeja, Palmira, Ibagué, Montería y Villavicencio.

Es bien sabido que el actual paro nacional, que inició el 21 de noviembre, ha pasado a la historia de nuestro país. Cacerolazos, marchas, plantones, parrandas, entre otras actividades que se han visto  en los últimos días. Es necesario mencionar que han habido algunas personas quienes han vandalizado el paro, han aprovechado para robar y saquear, como se presentó en lugares como Suba, Ciudad Bolívar, Patio Bonito y Bosa. En estos casos de vandalismo es donde entra en acción el E.S.M.A.D. para mantener el control y no dejar que la ciudad caiga en el caos.

Ahora, en el Centro de Bogotá, exactamente en la Plaza de Bolívar y sus alrededores, se ha presentado el abuso y la violencia desmedida por parte del E.S.M.A.D. y hablo en específico de este sector y  todo lo que ha ocurrido allí, pues he estado presente la mayoría de días que lleva el paro nacional.

Según dice el artículo 37 de la Constitución Política de Colombia:

 “Artículo 37. Toda parte del pueblo puede reunirse y manifestarse pública y pacíficamente. Sólo la ley podrá establecer de manera expresa los casos en los cuales se podrá limitar el ejercicio de este derecho.”

En el centro de Bogotá, los manifestantes han estado cantando y marchando pacíficamente, pero llega un punto en que el E.S.M.A.D. sin razón o justificación alguna comienza a lanzar gases lacrimógenos y bombas de aturdimiento, violando el derecho de los ciudadanos a la protesta pacífica. Además, han llevado un uso irresponsable de las armas antidisturbios, debido a esto, han resultado varios heridos y un muerto. No sé mucho de armas, pero sé que no es legal utilizar munición letal en armas que son solo para la dispersión de los manifestantes, como lo han hecho algunos miembros del E.S.M.A.D.

Dilan Cruz fue herido en la cabeza por un miembro del E.S.M.A.D. en el centro de Bogotá el 23 de noviembre de 2019 y murió el 25 de ese mes debido a la gravedad de su herida. El agente de la fuerza pública accionó su arma a la cabeza del Dilan, arma que contenía munición artesanal (Recalzada). Esta munición está hecha con balines, pedazos de vidrio o fragmentos de metal envueltos en tela. Aunque esta munición artesanal es prohibida por el derecho internacional humanitario, son usadas por el E.S.M.A.D. en las manifestaciones.

El E.S.M.A.D. es necesario en Colombia, no creo que se deban remover estas fuerzas, pero si es sumamente grave lo que está pasando, el uso de la fuerza desmedida hacia los civiles y la utilización ilegal de armas. ¿Quién supervisa el accionar del E.S.M.A.D.? ¿Quién controla la munición usada por los agentes?

Las opiniones de cada una de las publicaciones de sinmordaza.com.co son responsabilidad de cada uno de los autores y en ningún momento representan la posición oficial de la revista. Aquí son bienvenidas todas las ideas, todas las opiniones, todos los matices, todos los conceptos, publica tu artículo aquí.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *