Los lunares de una de las empresas del consorcio chino que se disputa el metro de Bogotá

Por:

La disputa por el constructor del metro de Bogotá quedó reducida a dos grandes consorcios: Metro (mexicanos y españoles) y APCA Transmimetro, conformado por China Harbour Engineering Company Limited y Xian Metro Company Limited, que presentó la oferta más económica. 

El gobierno chino armó a principios de siglo la mega compañía de China Communications Construction Company Ltd (CCCC), producto de una fusión entre China Road and Bridge Corporation (CRBC) y China Harbour Engineering Company Ltd (CHEC), formando una de las empresas más grandes del mundo que figura en la lista Fortune Global 500. China Harbour Engineering Company Ltd es la que entraría a jugar en Bogotá, al ser la empresa encargada de desarrollar y operar los negocios comerciales en el extranjero en nombre de CCCC.

Antes de la fusión, China Road and Bridge Corp tuvo un grave revés. Producto de irregularidades en la ejecución de un contrato de obra en Filipinas, fue puesta en el 2009 en la lista negra del Banco Mundial acusada de prácticas fraudulentas. El Proyecto de mejora y gestión de carreteras nacionales de Filipinas había sido concluido siete años antes.

No es el único caso donde las prácticas de contratación de mega compañía CCCC y sus filiales han sido cuestionadas. El año en que entró en vigencia la prohibición del Banco Mundial, la misma, China Road and Bridge Corp  pagó presuntamente USD $ 19 millones a Teodorin Nguema, un hijo del presidente de Guinea Ecuatorial para ganar un contrato de una carretera. Teodorin fue condenado en ausencia el 27 de octubre de 2017 por la justicia francesa por apropiarse de decenas de millones de euros de fondos púbicos de su país y blanquear este dinero en Francia.

En Malasia están investigando desde principios de este año, si CCCC hizo un cobro excesivo por un ferrocarril que une Kuala Lumpur con las ciudades de la costa este, y si parte de ese dinero se destinó a pagar las deudas contraídas por el fondo de desarrollo gubernamental 1 Malasia Development Bhd. Según la noticia, los documentos describen un plan propuesto por los funcionarios de Malasia con las empresas estatales chinas para construir dos grandes proyectos con financiamiento de bancos chinos. Uno, el East Coast Rail Link de USD$16 mil millones, es un ferrocarril a través de Malasia que conecta dos puertos y según una estimación de una consultora de Malasia su costo real era de solo USD$ 7.25 mil millones. Los hechos ocurrieron durante la administración del ex primer ministro Najib Razak (2009-2018), quien enfrenta juicio por cargos de corrupción.

También en Malasia, se está analizando otro caso anterior de posible corrupción, cuando en 2010, el entonces presidente Mahinda Rajapaksa quién buscaba impulsar el desarrollo en su distrito de origen rural en la costa sur de la isla, le otorgó a CHEC un contrato para construir un puerto en Hambantota, y luego en 2014 otro proyecto Colombo. Las autoridades investigan el por qué de $ 8.1 millones en transferencias de fondos a miembros del personal de Rajapaksa durante las seis semanas previas a las elecciones de enero de 2015, cuando Rajapaksa se postuló para un tercer mandato.

En Bangadesh una publicación hindú informó que en 2011 los tribunales dictaminaron que CHEC pagó sobornos al hijo del ex primer ministro, Khaleda Zia, quien luego fue sentenciado en ausencia a seis años de prisión. Siete años despues, en enero de 2018, CHEC también fue acusada de ofrecer $ 60.000 dólares soborno a un funcionario del gobierno de Bangladesh en relación con un acuerdo establecido entre los gobiernos de ambos países para la ampliación de la autopista Dhaka-Sylhet. El gobierno colocó CHEC en la lista negra e indicó que la empresa ofreció el soborno no para obtener un nuevo trabajo, sino para robar proyectos en curso.

La empresa china que compite por el Metro está en Colombia desde el 2015 como parte del consorcio que construye la Concesión Autopistas Urabá.

China Harbour Engineering Company está en Colombia desde el  2015, como parte de la Concesión Autopistas Uraba, en el que tiene un 25 %, pero donde otras filiales de CCCC controlan otro 40 %, China Harbour Concessions Company de España y China Harbour Concessions Company de Bermuda. Tambien forman parte del consorcio encargado de la construcción de la 4G, Autopista al Mar 2, las colombianas Termotécnica (5%), Unidad de Infraestructura y Construcciones (15%), SP Ingenieros (15%),

Adicionalmente, el pasado abril, suscribió un contrato con Construcciones el Condor para realizar las obras de rehabilitación de un tramo del proyecto Autopista al Mar 2, la via que une a Cañasgordas-Uramita-Dabeiba-Mutatá-El Tigre-Necocli por valor de $ 11.409 millones. Cumple ya casi cinco años, preparando el terreno para la gran licitación de la  construcción de la primera línea del metro de Bogotá cuyo valor aproximado es $ 13,8 billones, competencia en la que tiene grandes posibilidades de resultar ganador por haber hecho la oferta más económica.

Fuente: Las2Orillas

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *