De los ladrones que venden por internet y otros hampones.

Por Carlos Balanzó

No todos nos roban la platica, pero de que los hay los hay. Compre una antena OCTA AIR, a la empresa Smart TV 123, que ahora se presenta como Cool Technology. El mismo perro con distinto collar. Después de esperar los supuestos 15 días hábiles que demoraba en llegar, escribimos para averiguar que pasaba. La respuesta era que demoraba otros 15 días más. El producto no llegó. Pusimos la queja en el correo: customerservice.spa@getsmarttv123.com y su respuesta fue que nos enviarían dos productos por causa de la demora. ¡Nunca llegaron! Puse la queja otra vez, una al periódico digital ELTIEMPO.COM, ya que en su página web aparece pautada la publicidad…a la fecha nadie de allá ha dicho nada. Parece que por sus políticas de calidad no pasa el sagrado deber de proteger a sus lectores de anunciantes abusivos. En la Superintendencia de Industria y Comercio, parece que todavía están realizando una investigación exhaustiva, y la otra queja en la empresa para delinquir llamada Smart TV 123. Ellos si respondieron: «Nosotros los enviamos, si no llegaron no es nuestra responsabilidad». Y así quedó el asunto. Solo nos quedan estos medios virtuales Sin Mordaza para lo que debemos decir y nadie quiere escuchar.
Debería estar regulada la responsabilidad de los medios de comunicación en el sentido de que deben proteger a sus lectores que compran por internet, con la sola premisa de haber leído la información por la que compró en un periódico serio.
¡Ojo con estas modalidades de robo! Recuerde, quienes tienen que hacer mucho despliegue de sus productos y ofrecer promociones, algo oscuro tienen. Si tienen una columna de comentarios y usted envía los suyos, pero no cargan sino los que ellos previamente suben, es que no les conviene que la gente diga la verdad sobre ellos.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *