¿En qué nos vamos?

 Por Luis Fernando Gutiérrez Bohorquez

Falta poco tiempo para vencer el plazo que busca sacar de circulación los buses y busetas en Bogotá, para ser reemplazados por el Sistema Integrado de Transporte Publico (SITP); Sin embargo como ciudadano que recorro un gran trayecto desde mi casa hasta mi trabajo, me preocupa enormemente el porvenir en materia de transporte, ya que estos buses y busetas tienen la ventaja de pasar seguido, un tiempo promedio de máximo 10 minutos entre uno y otro, cosa que con el SITP no sucede, en ocasiones he tenido que esperar hasta media hora o más en un paradero y nada que pasa la ruta que me sirve; en otras ocasiones pasan por el carril rápido y no recogen a nadie a pesar que solo transportan tres pasajeros.

Espero que el cambio que propone la administración en este tema sea para bien, y no termine en una improvisación que termine afectándonos a todos los que usamos transporte público a diario.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *